viernes, 9 de abril de 2010

Cosas que no debes decir un sábado noche (y a no ser que el contexto lo permita en ningún otro momento) porque sufrirás un gran corte.

Él: Soy fotógrafo y he estado buscando una cara como la tuya.
Ella: Soy cirujano plástico y he estado buscando una cara como la tuya.

Él: ¿Me concedes el honor de este baile?
Ella: No, ¿qué hay de mi honor?

Él: ¿Saldrás conmigo el sábado?
Ella: ¡Lo siento! Pero me va a doler la cabeza toda la semana.

Él: Creo que yo te puedo hacer muy feliz.
Ella: ¿Si? ¿Te vas a ir?

Él: ¿Qué dirías si te propongo matrimonio?
Ella: Nada, no me puedo reír y hablar al mismo tiempo.

Él: ¿Me das tu email?
Ella: ¿No tienes uno?

Él: ¿Vamos al cine a ver una película?
Ella: Ya la he visto.

Él: ¿Crees que el destino nos ha unido?
Ella: Nah, creo que ha sido la mala suerte.

Él: ¿Dónde has estado toda mi vida?
Ella: Escondiéndome de ti

Él: ¿No te he visto en algún lugar antes?
Ella: Si, por eso nunca más he vuelto a ir.

Él: ¿Está este asiento libre?
Ella: Si, y este lo estará también si te sientas ahí.

Él: ¿Cuál es tu signo?
Ella: Este… (puño cerrado y dedo corazón hacia arriba)
...............................................................................................
Experiencias propias y ajenas que nos han asegurado grandes momentos de risas/vergüenza, pero que sin duda alguna son un:
¡ZAS! en toda la boca
que jamás olvidaremos.

2 comentarios:

  1. de los errores/chascos se aprende, de los logros no

    ResponderEliminar
  2. De los logros se moja, de los errores/chascos no

    ResponderEliminar